¿Quién me instala el parquet en Valencia?

A la hora de redecorar un espacio, ya sea un hogar, un comercio o cualquier otro lugar, uno de los elementos claves en los que tienes que hacer especial hincapié es el suelo: baldosas, parquet, azulejos…  Un acierto en la elección del tipo de suelo supondrá un acierto global seguro, pues aporta mucha personalidad y fuerza a la estancia.

Dentro de los tipos de suelo que puedes elegir, el parquet lleva años siendo una de las opciones más empleadas; sobre todo, en los casos del hogar. Dado su amplio abanico de posibilidades, supone una opción muy completa, en cuanto a estética y funcionalidad.

¿Cómo se coloca el parquet?

Si estás interesado en colocar parquet en Valencia, has de saber que su proceso de colocación no supone una gran obra. En este sentido, no tendrás la casa patas arriba tres meses…

Y es que la colocación es tan sencilla y rápida que casi podrías comprar el parquet tú mismo y proceder a su colocación de manera amateur. Si bien es cierto que mediante esta técnica no se obtienen los mismos resultados que si la colocación la llevan a cabo profesionales con experiencia y formación. Del mismo modo, tampoco es la opción más cómoda para tu espalda.

Para que te hagas una idea, el proceso sería el siguiente:

En primer lugar, es necesario que la base sobre la que se colocará el parquet se limpie de manera adecuada. Para ello, se limpiará el polvo y se corregirán las imperfecciones, así como las posibles humedades.

En segundo lugar, se coloca la manta aislante acústica y térmica para potenciar las cualidades técnicas del parquet que vamos a colocar. En caso de que sea necesario, se puede procede a colocar adhesivo especial, sin utilizar manta aislante. Esta acción debe ser homogénea y abarcar toda la superficie, pero siempre parte por parte, según se van colocando las piezas de madera. Para conseguir la homogeneidad, te recomendamos el uso de una espátula o similar que permita esparcir el adhesivo fácilmente.

Una vez realizados estos dos procesos, se empezarán a colocar las láminas. Para ello, es importante dejar un espacio libre (5 milímetros, aproximadamente) en las zonas limítrofes con paredes u otras estructuras.

Con el fin de conseguir una mejor adherencia entre el listón de madera y la superficie, puedes emplear un taco de madera sobre el que golpear la superficie para que las áreas contacten lo máximo posible.

Para que el resultado final sea el deseado, las piezas se han de colocar de forma precisa y debes evitar que queden torcidas. Es decir, han de quedar paralelas a alguna estructura, ya sea una pared, columna… En caso contrario, se generará una sensación de desconexión. Para ello, nos podemos ayudar de un listón guía, así como de un cordel. Del mismo modo, son acciones necesarias ir comprobando el resultado con un nivel y asegurarnos de que todo el suelo tiene la misma altura.

Por último, una vez colocado todo el parquet, se procederá a su desembalado y primera limpieza y se dejará espectacular.

Por tanto, como puedes ver, el proceso de colocación es sencillo, pero sin los conocimientos necesarios puede suponer una tarea ardua de llevar a cabo. En consecuencia, si lo que deseas es un resultado excepcional, no lo pienses más y dirígete a Parketalia – Parquet en Valencia.