Restauración de parquet de madera y tarima flotante en Valencia

¡Cuánto han crecido tus hijos! Ya son adultos independientes. Parece que fue ayer cuando corrían por el pasillo y arrastraban sus juguetes por el suelo. Ese suelo que, como tú, les ha visto crecer. Ha sufrido sus carreras y golpes. Después de todos estos años, está viejo y rayado. El día que decidiste poner esa tarima flotante o ese parquet, no pensaste que llegaría a formar parte de tu vida, de tus recuerdos. Por eso mismo, te da tanta pena cambiarlo, aunque sabes que ya ha llegado la hora.

Pero quizás puedas seguir conservando ese suelo que es ya parte de tu hogar. La restauración de parquet de madera en valencia es posible. Por la experiencia que tenemos, de años, en este sector, somos capaces de conseguir que tu suelo vuelva a estar en las mismas condiciones que cuando te lo instalaron. Es posible incluso elegir el acabado, que puede ser con la madera lo más natural posible mediante un aceitado o barnizado y con hasta tres tipos de brillo diferentes. De este modo, podrás adaptarlo a tu decoración.

El barnizado

El barniz es un producto que endurece la madera y le da más resistencia. Lo que no hace es cambiar su color. Para que eso suceda, debería teñirse antes de aplicar el barniz. Lo que sí puedes cambiar es el brillo. Las posibilidades oscilan entre el mate, satinado y brillante. Quizás el satinado sea el que tiene más éxito en las tiendas de parquet en la actualidad. Realza la madera sin tener tanto brillo como el brillante y hace que tu suelo sea más vistoso que con el mate.

El aceitado

Este tratamiento da al suelo un aspecto más natural, además de cuidar y proteger la madera del suelo de parquet o tarima. A diferencia de los barnices, el aceite no queda como una capa en la superficie separada de la propia madera. En este caso, el aceite es absorbido por la madera hasta que esta se satura. Es un proceso de saturación y no de imprimación, como en el caso del barniz. Con este tipo de aplicación, la madera muestra un aspecto más natural, tanto al tacto como a la vista. Estos parquets aceitados necesitan, eso sí, mucho más mantenimiento que los barnizados. El aceite satura la madera, pero, poco a poco, se va evaporando y entonces debemos aplicar de nuevo el tratamiento. Por otro lado, es más rápido tener el suelo listo con esta aplicación.

Pero lo más importante, para que tu suelo quede como el primer día, es la restauración anterior al barnizado o encerado. Consiste en pulir o acuchillar con maquinaria especial toda la superficie, además del aspirado de la capa final, antes del barnizado. De esta manera, desaparecen rayones, manchas y golpes. La madera recupera su color natural y el barniz o la cera vuelve a protegerlo.

Si necesitas recuperar esa vida que le falta a tu suelo de parquet en Valencia, te ayudamos a conseguirlo. Nuestros profesionales te asesorarán y podrás seguir disfrutando de tu suelo de parquet o tarima durante muchos años más.